Recuperando la Cultura del Regalo. Manish Jain & Shilpa Jain, Shikshantar

Bienvenida/o a Homo Regalus

Sarita kare na paan, vriksh na fal chaakhe kadi
Khet na khave dhaan, parhit neepjey sekhra

(Proverbio Mewari “El río nunca bebe su propia agua. El árbol nunca degusta su propia fruta. El campo nunca consume su propia cosecha. Se esfuerzan de forma desinteresada por el bienestar de todos los que les rodean”.)

¡Saludos desde Mewar!

Estamos honrados de presentar un librillo que explora la cultura del regalo en nuestras vidas. En estos tiempos desafiantes donde dominan las corporaciones multinacionales, las economías neoliberales en proceso de colapso, y la mercantilización de todo, parece vital explorar una forma distinta de relación e intercambio. El 'regalar', y la cultura mayor de la cual emerge, ofrece un bienvenido oasis de esperanza en medio de los trillados debates entre capitalismo y comunismo, y la parálisis del NHA (No Hay Alternativa, TINA por su sigla en inglés). Montamos este diálogo intercultural para intentar compartir algunos de los conceptos, creencias, prácticas y sueños importantes en torno a la recuperación de la cultura del regalo en nuestros diferentes espacios y lugares.

Este es posiblemente nuestro librillo más crítico e importante a la fecha. Hemos llegado a comprender que las ideas y prácticas del aprendizaje profundo, de las comunidades de aprendizaje auto-organizadas y los ecosistemas de aprendizaje vibrantes implican una cultura de generosidad, cuidado, confianza y mutualidad. La cultura del regalo es crítica para desmercantilizar nuestra inteligencia colectiva y los procesos de aprendizaje humanos diversos que le subyacen; es decir, que la saca del terreno de la monocultura y la escasez artificial, el embalaje y distribución monopolizadas, y la jerarquía y explotación institucionalizadas. Es conmovedor ver cómo los procesos de aprendizaje que son esenciales del ser humano, como el juego, la risa, la Naturaleza, el contar cuentos, los cuidados, etc. están siendo comercializados, y como resultado, volviéndose accesibles solo para una pequeña élite. La cultura del regalo nos inspira a ver nuestros recursos de aprendizaje y relaciones como parte del bien común mayor que es accesible para todos y nutrido por todos.

La cultura del regalo también desafía de manera fundamental nuestras percepciones de nosotras mismas. Involucrarse en la cultura del regalo transforma nuestra comprensión de nosotros mismos y del mundo, recordándonos que estamos recibiendo regalos todo el tiempo, de muchas fuentes, conocidas y desconocidas. Con gracia, nos invita a volver a nuestro rol sagrado como dadores activos de regalos - de homo economicus a homo regalus. Somos capaces de reconocer y volver a valorar nuestros propios regalos como también los de otros, en nuestros propios términos. Esto es crítico para desinstitucionalizar nuestras vidas y nuestras comunidades - para movernos más allá de los Expertos, el Dinero, la Tecnología, las Naciones-estado, los Derechos para definir nuestra identidad y propósito de vida - y reafirmar nuestra dignidad como co-creadores diversos de aprendizaje y de vida.

La cultura del regalo también desafía los puntales claves del Mercado Global y el Proyecto de Desarrollo que están construidos sobre la base de la extracción y concentración de riqueza y poder y la propagación de la violencia. La cultura del regalo no significa que no existan mercados; más bien necesitamos recrear un conjunto saludable de valores y rituales culturales, espirituales y sociales para limitar el espacio/control de los mercados en nuestras vidas y relaciones - un verdadero 'sentido de lo sagrado'. Más importante aún, la cultura del regalo es la clave para una vida sustentable y la real felicidad en el planeta. Al ser testigos de y apreciar nuestros propios regalos y los regalos de los demás, abrimos la posibilidad de desplegar orgánicamente nuestro ser completo y de acceder a nuestra humanidad más profunda, para asegurar el bienestar colectivo de toda la vida en el planeta.

Debemos aclarar desde el inicio que la cultura del regalo no es un concepto moderno, más bien está basado en los principios antiguos y sagrados que sustentan la vida, que se encuentran en muchas y diversas culturas en todo el mundo. Cuando comenzamos a pensar en ejemplos en nuestra región de Mewar, vienen a la mente muchas imágenes inspiradoras.

El texto completo continúa con diversos ejemplos Mewari que puedes seguir leyendo más abajo. Proponemos un alto aquí, porque nuestra comunidad de práctica latinoamericana conoce muchos ejemplos de la cultura del regalo, que nos invitamos a compartir en los comentarios, al final del artículo. Uno de mis ejemplos favoritos, y que siempre traigo a colación por la emoción de gozo completo que me produce incluso recordarlo, es el trueke de semillas. Si bien la palabra trueke se refiere formalmente a un intercambio, la actitud de entrega voluntaria, gratuita, donde tomamos lo que necesitamos y compartimos los excedentes, nos sintoniza con los pájaros y los roedores que movilizan las semillas de un lugar a otro, cumpliendo un rol vital dentro de la naturaleza, incluso sin saberlo. También nos conecta con los regalos recibidos, el sol, el aire, el agua, que permitieron que esas semillas crezcan, que nosotros mismos crezcamos. Nos convertimos en parte de un flujo de regalos que beneficia a las personas, contribuye al bienestar de las comunidades y aporta a la biodiversidad local. Inspírate con los siguientes ejemplos del artículo que veníamos leyendo.

Ser anfitrión de un pyaoo es la práctica espiritual de sentarse en la calle y ofrecer agua para beber a quienes van pasando, humanos y animales por igual. Se realiza en el espíritu de sewa (servicio desinteresado por el beneficio de todos, que se realiza sin expectativa de recompensa o ganancia personal). La palabra en sánscrito, sewa, se traduce directamente como 'hilo', insinuando que todas las cosas están conectadas en el hilo de la existencia. En India, todavía es causa de gran incredulidad para muchos que las corporaciones estén cobrando dinero para proveer a los viajeros de agua potable limpia.

También existe el ritual de manwar, que es el acto cultural de ofrecer y compartirse uno mismo, su hogar y alimentos con sus invitados, con espíritu de gran hospitalidad y cuidado. Nadie debe irse sintiéndose desatendido. Hay un dicho en Mewari que dice que tus visitas deben ser tratadas con el mismo afecto con el que tratas a tu yerno. Manwar se experimenta en torno a los matrimonios y otros tipos de reuniones, pero también ocurre a pequeña escala cuando uno visita el hogar de otra persona.

La práctica tradicional de gupt daan significa literalmente 'dar sin revelar'. Antes dábamos una donación sabiendo que nadie, incluso el receptor, debía saber de dónde vino. Esto protegería al receptor de la humillación y ayudaría al donante a conservar su sentido de la humildad. También nos protege de la trampa de tener expectativas de recibir algo a cambio después de dar un regalo. Gupt daan se mantiene en crudo contraste con las prácticas modernas de las sesiones de fotos y campañas de relaciones públicas que rodean a las donaciones y esfuerzos voluntarios.

El paradigma jainista de aparigraha (no-codicia y no-posesividad) nos sirve como recordatorio amable de que no debemos aferrarnos o desear las cosas con mucha fuerza ya que no somos 'dueños' de la vida sino más bien sus guardianes. También nos motiva a ir más allá de la codicia ilimitada y pensar en nuestras necesidades reales. De esta forma, crea un campo sano para participar en un discurso de límites auto-impuestos y auto-organizados.

Cuando uno se sienta a pensarlo realmente, la lista parece no tener fin. También hay muchas formas 'modernas' en que la cultura del regalo está siendo aplicada y experimentada. Hemos estado tratando de explorarlas como parte esencial de nuestro trabajo en Shikshantar en los últimos 10 años. Esto comienza con nuestro centro de aprendizaje comunitario, donde no cobramos por participar. Al mismo tiempo, decimos que no es 'gratis'. Invitamos a las personas a venir y compartir cualquier talento, conocimiento, energía, preguntas que tengan y llevarse lo que les inspire. Esto ha conducido a muchas innovaciones e interacciones emocionantes.

Este espíritu se extiende a todas las actividades de Udaipur como Ciudad de Aprendizaje, donde dependemos fuertemente de la invitación de la energía voluntaria - el instinto natural de las personas de compartir su tiempo, habilidades y recursos de aprendizaje entre ellas - para recuperar y nutrir nuestro espacio común de aprendizaje. Muchos bienes, servicios y espacios 'privados' han vuelto a estar al servicio del bien público/comunitario. La gente local de Udaipur ha sido anfitriona de talleres en sus hogares; han abierto sus galerías de arte, oficinas, cocinas y campos para los visitantes; han traído sus conocimientos y talentos para participar en nuevos experimentos colectivos de cultivo en los techos, cosecha de aguas lluvia, realización de murales; han graticiclado sus materiales de desecho sobrantes (restos de madera, gomas de neumáticos, restos de tela, tarjetas viejas, etc.) para realizar talleres con niños - todo sin que se intercambie una sola rupia, y sin exigencias de autopromoción en los medios. Este tipo de espíritu voluntario ha permitido que el presupuesto de Shikshantar se reduzca cada año, mientras el movimiento se expande hacia nuevos individuos, familias, barrios, organizaciones y lugares.

Estamos tratando de experimentar con muchas otras formas de reducir nuestra dependencia colectiva del Mercado Global y de regenerar nuestra cultura local de generosidad, hospitalidad, límites auto-definidos y colaboración. Varios niños y jóvenes han entrado en este espíritu, haciendo cosas útiles con los desechos y sus propias manos. Una persona joven que viene a Shikshantar, Ankit, ha hecho y regalado a amigos y parientes más de 200 piezas únicas de joyas de coco. También ha participado en la cadena de favores compartiendo el arte de hacer joyería con varios cientos de niños y jóvenes, en talleres auto-organizados. Además estamos trabajando en recuperar las formas de juego del mundo de la competencia y la comercialización. Hemos compartido libremente muchos juegos cooperativos con miles de niños y familias en Udaipur. Muchos de los juegos destacan el sabio principio de que si una persona 'falla' o queda 'fuera', el fracaso es de todos.

También hemos estado experimentando con nuestra mela (festival o feria) orgánica como vehículo para fortalecer los mercados locales. Es un espacio tanto para vender productos orgánicos, locales y naturales, como para compartir ideas para que las personas puedan aprender a hacer sus propias cosas. Por ejemplo, incluso con la joyería o la cerámica en exhibición, hay un taller simultáneo sin costo, en que las personas pueden hacer sus propias joyas de materiales naturales y de desecho, o un torno cerámico para intentar crear tus propias vasijas. Compartimos abiertamente las recetas de diferentes comidas saludables y tratamientos de hierbas, e invitamos a los demás a hacer lo mismo. Nos ha inspirado la práctica sagrada de muchos sanadores tradicionales de nuestra región, y nos hemos alejado de fijar un precio por los productos de hierbas que hacemos, invitando a las personas a contribuir lo que ellas sientan que es apropiado, basado en su shraddha (fe) y su capacidad.

La cultura del regalo también ha sido una característica integral de nuestros diálogos y publicaciones interculturales. Ha ayudado a crear un campo de conversación de una profundidad diferente. Cientos de personas han compartido sus pensamientos al escribir con nosotros (en los idiomas mewari, hindi e inglés) sin pedir nunca un honorario. Todas nuestras publicaciones están disponibles en línea, impresos gratis y copyleft (que puede ser libremente compartido y reproducido, con reconocimiento a los autores y fuentes; en inglés, lo opuesto de copyright). Como todos sabemos, nuestros conocimientos, creatividades y percepciones profundas han venido de tantas fuentes: ¿cómo podríamos ponerles precio?

En este texto, hemos intentado compartir historias diversas, percepciones y marcos conceptuales en torno a la cultura del regalo. Quienes contribuyeron, respondieron preguntas como:

¿Por qué la cultura del regalo hoy?
¿Cómo nos ha inspirado la cultura del regalo?
¿Cuáles son las diferentes tradiciones de la cultura del regalo en el mundo?
¿Cuáles son las posibilidades de la cultura del regalo para nuestros tiempos turbulentos?
¿Cómo podemos traer la cultura del regalo a nuestras vidas, comunidades y organizaciones de forma práctica?
¿Cuáles son los desafíos de llevar adelante la cultura del regalo?
¿Qué necesitamos desaprender para que la cultura del regalo se manifieste?
¿Qué preguntas necesitamos explorar con más profundidad para entender la cultura del regalo?

Esperamos que esta publicación te inspire para entender mejor y recuperar la cultura del regalo en tu vida y comunidad. Te invitamos a compartir tus experiencias e ideas con nosotros en los comentarios, abajo.

*El artículo original Reclaiming the Gift Culture publicado por Shikshantar, The Peoples' Institute for Re-thinking Education and Development (El Instituto de los Pueblo para Repensar la Educación y el Desarrollo), es la introducción de Manish Jain y Shilpa Jain al libro del mismo nombre que editaron y publicaron en 2008, disponible en este enlace, en inglés. La imagen destacada (arriba) es de Sunny Gandhrva.

Artículo traducido como regalo para la Corporación Educacional Escuelas para la Regeneración Ecosocial.

Déjanos un regalo (en la sección de comentarios más abajo) con ejemplos de la cultura del regalo en tu vida o tu territorio, o responde alguna de las preguntas que plantean los autores más arriba. ¡Gracias por leer y participar!

More to explorer

Suscríbete
Notifícame
1 Comment
más antiguo
más reciente más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Coti Donoso
2 meses atrás

que buena lectura para recordar juntxs otras formas de intercambio que utilizamos en otros tiempos!

Ir a Arriba